viernes, 21 de agosto de 2015

Los tomates pueden ser más sabrosos



Si alguna vez han comparado tomates de granja con frutos que se pueden conseguir en un almacén promedio, es posible afirmar que los últimos son unos meros sustitutos. Pero modificando ligeramente la manera en que los tomates son preparados para ser vendidos, según afirman científicos, pueden hacerlos un poco más suculentos. La clave es darle un baño caliente antes de enviarlos a las tiendas.

Los tomates de los almacenes y supermercados no son particularmente frescos. Fueron transportados desde otra locación, permaneciendo días o semanas en depósito antes de llegar a las góndolas. Esto significa que no eran exactamente rojos y maduros cuando fueron recogidos; si lo hubiesen estado, serían un desastre descompuesto para cuando lleguen.


Entonces, los tomates son recolectados cuando aún están verdes y "madurados" con un gas llamado etileno. Es totalmente natural; es el gas que los tomates, manzanas, bananas y otras frutas liberan cuando estas se descomponen, y su presencia señala que otras frutas cercanas deben seguir sus pasos. Pero lo que viene después no es bueno para las papilas gustativas: una vez que las frutas están perfectamente maduras, son almacenadas en frío para mantener su frescura.

Seguir leyendo aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...